sábado, 20 de agosto de 2011

Vakantiehuis De Vonk (1917) - Noordwijkerhout

El primer proyecto arquitectónico de Pieter Oud con la colaboración de Theo van Doesburg, que se ocuparía de la proyección de los colores del suelo, puertas, pasillos y caja de la escalera, fue el de la casa de vacaciones De Vonk (la chispa), 1917-19 [1], en Noordwijkerhout, un pueblo costero a unos diez kilómetros al oeste de Leiden. En este trabajo Oud no emplearía todavía los principios neoplásticos ya que se trataba de un edificio de ladrillo visto con cubierta a dos aguas, una ordenación axial y simétrica y una perfecta jerarquización de las fachadas [2]. Según White, De Vonk es uno de los primeros ejemplos de la amplia colaboración que se convertiría en el sello de identidad de De Stijl, a pesar de que a menudo ha sido criticada por su arquitectura conservadora [3].

Pieter Oud y Theo van Doesburg, Fachada de la Casa de
Vacaciones De Vonk, 1917-19, Noordwijkerhout. Foto: Ana Moreno

En el interior, sin embargo, el trabajo de van Doesburg sí mostraba una mayor consonancia con el lenguaje propuesto por De Stijl, eligiendo para la decoración de las paredes de ladrillo y las baldosas del suelo un motivo basado en simples formas geométricas entrelazadas. Como la planta era muy regular, dedicó una atención especial a los lugares de paso como el vestíbulo y los pasillos.


Theo van Doesburg,  Diseño de las baldosas
del suelo de la planta baja de la
 Casa de Vacaciones De Vonk. 1917-1919.
 Leiden, Stedelijk Museum De Lakenhal
Theo van Doesburg, Detalle del diseño del suelo
en el pasillo frente a la escalera en De Vonk,
1917-19, Noordwijkerhout. Foto: Ana Moreno
























La escalera de la casa, que Oud había concebido como un cubo perforado, era casi el único elemento que ponía en relación su trabajo anterior y su trayectoria futura [4]. Ésta fue concebida como una zona de transición entre la privacidad de las habitaciones de la primera planta y las actividades colectivas de la planta baja. Las residentes de la casa se podían sentar en los bancos adosados a la pared para realizar también actividades individuales como la lectura o la costura sin tener la sensación de sentirse separadas del resto.




Pieter Oud, Detalle de la escalera en De Vonk,
1917-19, Noordwijkerhout. Foto: Ana Moreno



Pieter Oud, Detalle de la escalera en De Vonk vista desde
la primera planta, 1917-19, Noordwijkerhout. Foto: Ana Moreno












Pieter Oud, Detalle de uno de los bancos
adosados a uno de los laterales
de la escalera en De Vonk,
1917-19, Noordwijkerhout. Foto: Ana Moreno

De Vonk se caracteriza por el contraste entre un plano simétrico extremadamente inflexible y un espacio central (la caja de la escalera) que fomentaba la mezcla, el uso mixto y la fusión entre lo público y lo privado.  Mediante la separación de las paredes de la caja de la escalera de las paredes independientes de los pasillos que la rodeaban, Oud intentó crear un espacio que fluyera libremente y que rompiera la estructura tradicional de carga y apoyo mediante la luz que pasaba a través del hueco de la escalera, iluminando los rincones que, de otra forma, quedarían en la oscuridad [5].
En el exterior, Van Doesburg diseñó un tríptico rectangular de ladrillo esmaltado de color amarillo, azul, verde, blanco y negro, situando el mosaico más grande en el dintel de la puerta principal y los dos más pequeños bajo las ventanas laterales de la fachada. Las ventana del edificio las pintó también en distintos colores. El diseño del mosaico principal se dividía en dos partes que seguían un mismo patrón (girando uno de los lados 180°), algunos de los motivos que en la parte izquierda son verdes, en la derecha cambian a amarillo. En los dos mosaicos más pequeños los colores también intercambian el sitio: los azules de uno pasan a amarillo, los amarillos a verde y los verdes a azul [6]. Según Michael White, los ladrillos de colores y su orientación irregular muestran cómo una pared se puede leer no sólo como elemento sustentante y sustentado, sino simplemente como una superficie con texturas. Para White, la innovación de Van Doesburg consistió en lograr que los diseños parecieran totalmente arbitrarios. El uso del color en arquitectura que De Stijl promovía era completamente opuesto a la idea de mera decoración, el color se tendría que ver como un importante elemento constructivo que lograba hacer visible el espacio. El color en sus diseños no era complementario a la estructura, sino que estaba en conflicto con ella. Con la rotación de los ladrillos, Van Doesburg conseguiría ocultar subliminalmente el orden dentro del desorden [7].

Theo van Doesburg, Detalle del mosaico
 principal de la fachada de la Casa de
Vacaciones De Vonk,  1917-19, Noordwijkerhout.
Foto: Ana Moreno.

Theo van Doesburg, Detalle de los mosaicos de ladrillo
esmaltado en la fachada de la Casa de Vacaciones De Vonk,
1917-19, Noordwijkerhout. Foto: Ana Moreno.
En la actualidad, el edificio De Vonk sigue funcionando y ofreciendo servicios a la comunidad, en este caso, como consulta pediátrica (Kinderenpraktijk) y jardín de infancia.
Dirección:
De Vonk
Westeinde 94,
Noordwijkerhout
Zuid-Holland

Fotos: Ana Moreno.
Más imágenes en: http://nl.wikipedia.org/wiki/Vakantiehuis_De_Vonk

Agosto 2011, Utrecht._



[1] Que fue promovida por la fundación benéfica Leiden Volkshuis para ofrecer a las jóvenes trabajadoras de las fábricas de Leiden un lugar de vacaciones junto al mar y el campo. Emilie Knappert, director de la institución, presentaría el proyecto a Berlage (a quien conocía a través del movimiento socialista holandés) que propondría a Oud para el encargo. Véase Overy, P., De Stijl, Londres, Thames and Hudson, 1991, p. 88 y White, M., De Stijl and Dutch Modernism, Manchester, Manchester University Press, 2003, p. 30. Según Evert van Straaten, la construcción del edificio comenzó en 1918 y la casa de vacaciones se inauguró oficialmente el 8 de febrero de 1919. Véase Straaten, E. Van, Theo van Doesburg, painter and architect, La Haya, SDU Publishers, 1988, p. 48.
[2] Crego Castaño, C., El espejo del orden. El arte y la estética del grupo holandés De Stijl, Madrid, Ediciones Akal, 1997, p. 162.
[3] White, M., Op. cit., p. 31.
[4] Crego Castaño, C., p. 163.
[5] White, M., Op. cit., pp. 31-32.
[6] Según el análisis que hace Jane Beckett en “De Vonk”, Noordwijk: an Example of Early De Stijl Cooperation, Art History 3 (1980) 2, pp. 202-207, que recoge Van Straaten en su libro. Véase Straaten, E. Van, Op. cit., pp. 48-49.
[7] A este respecto, White hace referencia a Berlage y la influencia de Gottfried Semper, cuyas ideas promocionó en los Países Bajos. Según El principio de revestimiento del arquitecto alemán, las primeras viviendas se crearon a partir del origen textil de la pared. El interior y exterior venían definidos no por la estabilidad de la construcción sino por el patrón textil.  Poniendo el papel de la decoración en un lugar en el tiempo anterior a la arquitectura, Semper buscaba recuperar la arquitectura como arte y fomentar la arquitectura como “el revestimiento del espacio”. Véase,  White, M., Op. cit., p. 33.


No hay comentarios:

Publicar un comentario